La ayuda como factor de evolución

La ayuda como factor de evolución

La ayuda como factor de evolución 

Acompañados por el ecólogo Alfonso Valiente, llegamos a la Reserva de la Biosfera Tehuacán Cuicatlán en Puebla con un objetivo muy claro: comprender porqué la producción de mezcal pone en riesgo la gran diversidad biológica de la zona que se mantiene gracias a las complejas y delicadas interrelaciones entre diferentes especies de plantas y animales, entre ellas, los murciélagos.

Rosi Amerena                                                                                                                                                       

“Por favor no me hables de usted y no me digas doctor, eso solo crea distancia en la comunicación”, me responde el científico Alfonso Valiente al preguntarle de dónde vienen estos deliciosos botones de flores preparados con mantequilla que estamos comiendo en Zapotitlán. “Los cactus columnares y diferentes especies de agaves producen cada temporada flores que sirven de alimento a animales como los murciélagos.”

Después de probar cacallas y tetechas (botones florales de cactus) y unos gusanos deliciosos llamados cuchamás en el Restaurante Itandehui, los periodistas invitados por el Centro de Ciencias de la Complejidad brindamos con un mezcal de agave tobalá. El mal del puerco y los azúcares de la bebida ancestral comenzaron a realizar sus poderosos efectos mientras retomamos el viaje, muchos nos quedamos en silencio en las camionetas, absortos por el paisaje de la Reserva de la Biosfera Tehuacán Cuicatlán, en el límite del estado de Puebla y Oaxaca, México.

Mientras observábamos la gran cantidad de árboles tubulares en el camino, el ecólogo Alfonso Valiente, que estudia la diversidad biológica de los desiertos mexicanos, nos explicó cómo hace muchos, muchos años, este gran desierto de cactáceas era una playa: “El país estaba dividido en dos hace 100 millones de años, esta porción de México estaba sumergida en el mar donde había un montón de arrecifes y animales de concha”. En la zona incluso existen fósiles de dinosaurios que pueden contemplarse en recorridos turísticos organizados por los pobladores.

Resulta asombroso pensar cómo han evolucionado las plantas que viven en este lugar. Hace 25 mil años la reserva de cactáceas era un bosque de pino y poco a poco la humedad fue permeando en la zona hasta convertirse en un bosque de niebla y recientemente —hace 10 mil años— se desarrolló la zona semiárida. “Sabemos estos datos gracias al estudio de las secuencias de tiempo en las paredes de depósitos de material que fueron cortadas por los ríos”, nos dice Valiente, mientras saluda por sus nombres a los lugareños que se encuentran laborando, en familia, en los socavones provocados por la lluvia en el camino de terracería. El científico lleva 32 años estudiando la zona.

“Ahora que nos bajemos de las camionetas y caminemos por el campo, por favor, tengan cuidado, es mejor no tocar. Existe una gran variedad de plantas urticantes conocidas por los pobladores como hincha huevos. No tuvimos problema en seguir sus instrucciones después de tan detallada descripción. La región se ha hecho árida en relativamente poco tiempo y eso explica porqué la Reserva de Tehuacán Cuicatlán tiene tanta diversidad biológica. Estamos aquí para que los doctores Alfonso Valiente y Juan Pablo Castillo, del Instituto de Ecología de la UNAM, nos expliquen cómo cada una de las especies juega un papel importante dentro del ecosistema, y cómo la biodiversidad se mantiene gracias a las interrelaciones entre diferentes especies de plantas y animales, como cactus, magueyes, murciélagos, pequeños insectos y hongos, etc. Así vamos a poder analizar el impacto que pueden tener las acciones humanas en este delicado sistema complejo.

“Lo que nos empezó a preocupar es que si para hacer mezcal hay que extraer magueyes y también leña para hacer el proceso de destilación, estamos cortando vegetación que puede ser el sitio de regeneración de otras plantas”. En la reserva viven alrededor de 336 especies de aves y alrededor de 130 mamíferos como puma, gato montés y venado cola blanca, además de los 78 reptiles e innumerables especies de plantas que se relacionan entre si formando un ecosistema con una gran riqueza florística. El 96% de las plantas que viven aquí se regenera gracias a un concepto llamado facilitación.

Cactácea en las Reserva de Tehuacán Cuicatlán.

Cactácea en las Reserva de Tehuacán Cuicatlán.

Fósiles marinos

Fósiles marinos

 

 

 

 

 

 

 

 

Vecindarios de plantas

“Lo que me interesa que vean es que todas las plantas están asociadas”, comenta el doctor al señalar un grupo compuesto por un agave y algunas especies de matorrales. Estos nichos ecológicos están formados por vecindarios de plantas, y en cada uno sucede un fenómeno de asociación y facilitación llamado planta nodriza. Esta especie con vocación de madre, que en este caso es una leguminosa llamada acacia constricta, ayuda a que otras plantas puedan crecer pasándoles nutrientes de una forma muy sofisticada.

Debajo de estos nichos ecológicos o vecindarios existe un mundo oculto. Todo lo que esta pasando arriba, es un reflejo de lo que pasa abajo; donde existen hongos y bacterias que crecen en las raíces conocidos como la micorriza. “Hemos estudiado el DNA de los hongos micorrízicos y son los que le aportan hasta el 90% del fósforo que requieren las plantas. Sin este mineral no se puede producir DNA… así de sencillo”. La capa de hongos conecta raíces de diferentes plantas transportando diversos nutrientes. “Un gramo de suelo puede tener 200 metros lineales de tuberías microscópicas”, nos dice el experto en interacciones bióticas. Este tipo de comunicación también ha sido estudiado por Suzanne Simard en la Columbia Británica, Canadá. “Lo que ella descubrió es que los árboles grandes le pasan nutrientes a los más pequeños, como si le conectarán una mamila a los recién llegados. Nos hemos dado cuenta que en condiciones semiáridas como ésta, el mecanismo es el mismo” aclara el Dr. Valiente.

Gracias a un estudio publicado por el doctor y su equipo, encontraron que las plantas que ahora viven en una condición diferente a su evolución únicamente pueden vivir o permanecer si otra especie les ayuda a establecerse. “Imaginemos que aquí había un bosque y con el tiempo los árboles se convirtieron en matorrales. Como sabemos, en los bosques siempre hay sombra y las plantas que evolucionaron por eso se colocan debajo de la sombra de la planta nodriza”. Gracias a estudios de genética molecular, encontraron que las plantas nodrizas no solo facilitan sino también reciben ayuda. Una vez que las plantas crecen ayudadas por la nodriza empiezan a mandarle nutrientes a la mamá adoptiva. La planta nodriza es más sana y feliz entre más plantas tenga bajo su regazo. “Cuando las nodrizas están asociadas, es decir, cuando crecen con más plantas, producen más semillas…y cuando crecen solas, casi no las producen. Hemos hecho estudios poniendo semillas afuera del nicho y casi nunca sobreviven”, nos comenta Valiente, especialista en el fenómeno que estudia las relaciones que se establecen entre dos o más organismos, conocido como interacciones bióticas.

Nicho ecológico o vecindario de plantas.

Nicho ecológico o vecindario de plantas.

Paisaje en la reserva

Paisaje en la reserva

 

 

 

 

 

 

 

Ayuda mutua

Cada vez hay existe más evidencia que el mundo se mueve gracias a interacciones de beneficio mutuo y no de competencia. “Existen datos que demuestran que las interacciones donde hay colaboración son más frecuentes que las interacciones antagónicas. Podemos aprender mucho de los agaves en ese sentido”. Este hallazgo de suma importancia del Dr. Valiente Banuet tardó años en publicarse ya que la opinión dominante aseguraba que el mutualismo entre plantas no existía.

Desde Darwin se ha dicho que las interacciones negativas dominan el mundo, “me parece que es una malversación del término que probablemente dio origen al racismo y a la corriente evolucionista de la antropología. La idea de que existen grupos más débiles es una mala interpretación del evolucionismo”. Piotr Kropotkin (1902) es un autor ruso que habla de la ayuda mutua como factor de evolución. El primer tratado sobre mutualismo apareció en 1876 gracias a Pierre–Joseph van Beneden quien estudió el microbioma. “Muchas enfermedades nuevas están relacionadas con la pérdida de diversidad biológica del microbioma y eso mismo sucede en la naturaleza”, los periodistas nos volteamos a ver con mirada cómplice mientras los científicos continuaban explicando. Lamentablemente el mutualismo no fue integrado a la teoría moderna de la ecología sino hasta hace unos 20-40 años.

Cactus columnares

Cactus columnares

Esqueleto de un cactus columnar

Esqueleto de un cactus columnar

 

 

 

 

 

 

 

La amenaza del mezcal y sus interacciones

Aunque la producción mezcalera sigue siendo muy artesanal cuando se lleva a cabo la extracción de agaves hay una disminución considerable en la densidad de plantas, cuya presencia es fundamental para la vida de los murciélagos. Para comprender las consecuencias de la desmedida producción del mezcal necesitamos entender la delicada red de interacciones de cada especie. Tanto los agaves como cactus columnares que abundan en la región, son polinizados por murciélagos que se alimentan de su néctar. Su gran lengua llena de vellosidades en la punta es ideal para sacar en fracciones de segundo este vital alimento .

“Los murciélagos son excelentes dispersores de las semillas de los cactus, que llegan a tomar en una noche hasta 50 semillas de un bocado para después volar a otro lado, percharse o agarrarse de una planta y desde ahí exprimirlas para sacarles el jugo mientras las semillas caen al suelo”, comentó el Dr. Juan Pablo Castillo Landeros, especialista en dispersión biótica de las semillas de la cactácea columnar. Los murciélagos de Yerbabuena, que viven aproximadamente 14 años según el científico, tienen una capacidad olfativa muy desarrollada y pueden permanecer revoloteando en el aire como colibriés.

De las 36 especies de murciélagos que se encuentran en la reserva, solamente 9 se alimentan de néctar de flores asegurando la regeneración del 96% de las especies de plantas que viven en la Biosfera Tehuacán Cuicatlán. Además, estos pocos polinizadores interactúan de manera muy específica con los cactus columnares, agaves y otras cactáceas de gran importancia.

El mezcal tiene un auge muy parecido al que tuvo el tequila a mediados del siglo pasado. Recordemos lo que ocurrió en el Pueblo Mágico de Tequila, Jalisco. Debido a la sobre explotación de agaves, se crearon monocultivos de agave azul tequilana weber, con el que se produce el famoso tequila, destruyendo más de 110 mil hectáreas de bosque tropical seco. Aun no se ha cuantificado el impacto ambiental que ha tenido esa inmensa destrucción para actuales y futuras generaciones.

Los monocultivos impiden la producción de microorganismos que provienen de otras plantas cortando el suministro de nutrientes a través de la micorriza. Por esta razón se tienen que aplicar nutrientes y fertilizantes químicos. “En este entorno artificial, los microorganismos que sobreviven, pierden sus funciones simbióticas y se vuelven parásitos. De la misma manera, las semillas que se utilizan en los monocultivos comienzan a tener problemas de consanguinidad – problemas de carácter genético provocados por falta de diversidad en su tiempo evolutivo”. No se ha aprendido la lección de la sobreexplotación del Tequila, es común que el agave espadín que existe en la reserva de Tehuacán se traslade ilegalmente a Jalisco. La comunidad ya está preocupada; existen zonas en el campo que ya no tienen agaves.

La cadena de consecuencias va más allá de las cactáceas y los murciélagos. Para cocer las piñas se utiliza una gran cantidad de leña que además se utiliza para cocinar y hacer cerámica. Esta proviene de diversas de especies de árboles que a su vez aseguran las condiciones de regeneración de otras plantas. Como el ecosistema ya está sobreexplotado, los pobladores locales tienen que comprar leña en otras comunidades agravando el complejo problema.

Agave bebé en vivero semi-controlado

Agave bebé en vivero semi-controlado

Producción de plantas sustentable

Producción de plantas sustentable

 

 

 

 

 

 

 

Propuesta sustentable para producir mezcal

La ciencia de la complejidad, una ciencia relativamente nueva, toma en cuenta las delicadas interrelaciones entre las especies y las condiciones necesarias para su frágil interacción. Resolver de manera efectiva el serio y complejo problema de impacto ambiental, requiere de un visión holística que permita entender los fenómenos como un todo considerando sus intrincados detalles.

La propuesta de Vali, como le dicen en confianza al sabio y a la vez accesible científico, es crear un diseño de producción de plantas que sea amigable con el ambiente y que utilice el abono verde que ya nos brinda la naturaleza, respetando a las micorrizas y las bacterias fijadoras de nitrógeno. “Las mejores mamás nodrizas son las leguminosas que cuentan con bacterias fijadoras de nitrógeno, que son utilizadas en la milpa – uno de los mejores ejemplos de como generar una comunidad natural en donde varios elementos interactúan entre si creando un sistema complejo”. La milpa es el experimento más antiguo de la civilización en donde se optimiza la producción a través de la convivencia de cultivos: El cultivo de leguminosas como el frijol, por ejemplo, proporciona el nitrógeno necesario para la conservación del suelo y la producción de maíz, calabazas, chiles y otros productos.

El objetivo de los científicos es generar una red de producción de mezcal evitando el proceso depredador del monocultivo utilizado para el agave tequilana weber. Primero, sembrando los agaves en una condición semi-controlada, para después hacer trasplantes con el objetivo de mantener el 30% de los agaves en la región de origen asegurando también una derrama económica a los pueblos locales que no sean productores de mezcal. “La comunidad puede manejar este sistema, la asamblea comunitaria ya aceptó participar en la parte de campo, junto con nosotros. Actualmente estamos haciendo experimentos y muestreos para determinar cuáles son los sitios adecuados para la regeneración de los agaves”.

Es importante también calcular el tiempo evolutivo de cada una de las plantas del vecindario, ya que se ha comprobado que la disparidad de tiempos de evolución del nicho ecológico aseguran una red de interacciones más duraderas. “Estamos armando una base de datos grande para entender como se relacionan las especies que viven en la reserva. Con esta información podremos saber cuáles son los sitios de regeneración ideales para las diferentes especies de agaves como el Papalometl, Tobalá o el Quixe”.

El trabajo que realiza el equipo de Alfonso Valiente y Juan Pablo Castillo es un esfuerzo de observación intenso de día y noche. Ya contamos con la experiencia y la ciencia, ahora lo que necesitamos es su implementación para asegurar la responsable producción de uno de los símbolos más emblemáticos de nuestro país.

Ligas de interés

Centro de Ciencias de la Complejidad

Estudio sobre los impactos humanos en un ecosistema

Human Impacts on multiple ecological networks

Instituto de Ecología UNAM

Dr. Alfonso Valiente Banuet

Dr. Juan Pablo Castillo

¿Qué visitar en la Reserva de la Biosfera Tehuacán Cuicatlán?

Jardín Botánico Comunitario Helia Bravo Hollis

¿Dónde comer?

Restaurante Regional Itandehui

 

 

 

 

 

Los manatíes de México corren peligro

Los manatíes de México corren peligro

El manatí es una criatura fascinante, es el animal herbívoro acuático considerado el más grande del mundo.  Pertenecientes a la familia Trichechidae, también son conocidos como vacas marinas. Viven en aguas dulces y saladas de América y África. Pueden llegar a pesar hasta 500 kg y medir de 3 a 6 metros. Su pariente terrestre más cercano es el elefante, por lo que los manatíes también poseen una memoria geográfica impresionante, son capaces de tener un mapa geográfico muy amplio que les permite desplazarse grandes distancias. También son animales muy longevos pues su vida puede durar hasta 60 años. En nuestro país habitan caletas y cenotes de Playa del Carmen y Tulum, aunque también tienen presencia en Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche y Yucatán.

Desafortunadamente, este animal también se encuentra en peligro de extinción a causa de su único depredador: el hombre. Aunque existen diversas problemáticas que amenazan su supervivencia, una de las principales actividades del hombre que daña sus hábitats es el turismo. Como esta especie habita en cenotes y caletas, que otrora poseían aguas tranquilas, ahora el turismo compite con los manatíes por el uso de estos cuerpos de agua, su belleza atrae a miles de turistas sin que sepan el daño que se provoca.

Como todos sabemos, Quintana Roo es uno de los principales estados de la república que reciben turistas nacionales y extranjeros cada año. Cozumel, Chichen Itzá, Isla Mujeres, Xcaret, Cancún, son algunos de los principales atractivos turísticos de la entidad federativa. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Quintana Roo recibió, de enero a julio de este año, entre Cozumel y Cancún, más de cuatro millones de turistas en sus aeropuertos. Sin duda, el turismo es una actividad primordial para el país, pero no debemos dejar de lado el medio ambiente. Se estima que la población de manatíes en ese estado es de 200 a 250.

El próximo 7 de septiembre se celebra el Día mundial del manatí, con el que se intenta recalcar la importancia de esta especie. Su papel como consumidor en los sitios que habita enriquece esas zonas con bajo intercambio de nutrientes. De modo que ya lo sabemos, seamos actores del cambio al preservar estas magníficas especies. Seamos conscientes de la importancia del cuidado de sus hábitats, al viajar existen muchas alternativas ecoturísticas de las cuales podemos participar, que son muy recreativas y amigables con el ambiente.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

 

La reivindicación de los zoológicos

La reivindicación de los zoológicos

Visitar algún zoológico resulta una agradable actividad para realizar en familia porque además de estar en contacto con los animales, cada recinto ofrece distintos programas de educación ambiental que ayudan a sensibilizar y promover valores a favor de la protección de todas las especies del Planeta. Además, los zoológicos albergan a miles de especies de todo el mundo, muchas de ellas extintas en vida silvestre, por lo que realizan un esfuerzo para su conservación y reproducción.

Años atrás estos lugares estaban destinados específicamente para que la gente pudiera aprender, conocer y observar los comportamientos de diferentes animales, a través de jaulas y cristales donde se intentaba imitar su hábitat natural, sin embargo, en la actualidad han surgido muchos zoológicos que mantienen a los animales al aire libre, imitando su hábitat y ahora ejecutan programas dedicados a la protección de especies en peligro de extinción.

Estos últimos están acreditados por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA), los cuales tienen programas de Plan de Supervivencia de Especies que involucran la cría en cautiverio, de reintroducción a su hábitat, educación pública y conservación de campo; para asegurar la supervivencia de muchas de la especies amenazadas y en peligro de extinción del planeta.

Gracias a estos programas se puede estabilizar las poblaciones de animales que han sufrido bajas significativas, como es el caso del leopardo de amur, el rinoceronte negro, el gorila de montaña, pandas, el tigre y elefante de sumatra, el lince ibérico, el hipopótamo pigmeo, el cocodrilo chino y el lobo rojo.

Parte de las actividades de estos zoológicos es educar y capacitar a millones de personas que los visitan sobre la importancia de cuidar nuestra fauna. Un estudio internacional con más de 55.500 visitantes de 24 zoológicos certificados por la AZA, reveló que al salir del lugar reconsideraban su posición en cuanto problemas ambientales y queriendo ser parte del cambio.

Ahora que tienes esta información, sabrás que esto no es un encierro sólo por diversión pública e invadir la privacidad de los animales, sino también para cuidarlos y aprender de ellos. No olvides que para preservar las especies tenemos que mantener los ecosistemas bajo rigurosos cuidados para que la fauna pueda sobrevivir en su mismo hábitat y así no tengan la necesidad de tenerlos en cautiverio.

 COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Que tus vacaciones no sean un incendio descontrolado

Que tus vacaciones no sean un incendio descontrolado

Si bien el calor de la temporada es uno de los más comunes causantes de incendios en gran parte del país, los incendios forestales suelen ser una consecuencia de la acción humana ya sea por negligencias, accidentes o de forma intencionada.

Parte de las consecuencias de los incendios forestales es la pérdida de ejemplares de la flora nativa, así como la dispersión de fauna, la cual se ve obliga a desplazarse a otros lugares para alejarse del peligro. Esto genera un desequilibrio al nuevo ecosistema a donde llegan. Allí donde el fuego deja sólo cenizas, es necesario realizar un correcto trabajo de reforestación.

Por otro lado, algunos incendios suelen ser una consecuencia natural de las alteraciones climáticas, como es el calentamiento global. Vientos fuertes, falta de precipitaciones, sequías prolongadas, condiciones de acumulación de combustible por muchos años o bosques deshidratados por las sequías, son algunas de las causas que pueden propiciar los incendios.

Es importante disminuir al máximo las condiciones favorables para provocar un incendio en los bosques. Un solo incendio forestal puede destruir miles de hectáreas.

Las vacaciones están próximas y si tienes planea para visitar alguna reserva natural o acampar bajo un cielo estrellado dentro de un área forestal, debes de tomar todas las previsiones posibles para no desencadenar un evento como estos. Asegúrate de no dejar ninguna pizca de lumbre ya sea de colilla o de alguna fogata, recolectar toda la basura en un deposito o bolsa, ya que hay material como el vidrio que actúa como una lupa, así como papel u otro material combustible.

Tomar conciencia de los riesgos y las consecuencias de un incendio forestal puede ser la mejor forma de combatirlos. Ten una actitud activa y comparte con las personas cercanas los consejos para evitar un incendio.

Si ves algún incendio forestal denúncialo ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) al teléfono 770 33 72, vía correo electrónico denuncias@profepa.gob.mx o en cualquiera de las 32 Delegaciones Federales.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org@Earthgonomic y /Earthgonomic

 

Flor Mexicana: La Dalia

Flor Mexicana: La Dalia

La Dalia es una flor endémica de México. Consta de 43 especies, todas ellas del continente americano, de las cuales cuatro están en peligro de extinción.

Es la Flor Nacional de México, de acuerdo al decreto expedido el 13 de mayo de 1963 por el ex Presidente Adolfo López Mateos. Funge como símbolo de la floricultura nacional en todas sus especies y variedades; aunque su cultivo floreció en épocas prehispánicas, hoy tiene más valor en el mercado europeo ya que en México hay poco interés por ella y su producción es limitada.

La belleza de la Dalia ha maravillado al mundo por su diversidad en formas y colores, desde el blanco puro hasta amarillas, rojas, guindas, lilas, rosas; van desde la tonalidad más fuerte hasta la más débil e incluso de doble color, por lo que es reconocida y muy cotizada. La flor es comestible, además de utilizarse desde la antigüedad en el tratamiento contra la diabetes, la epilepsia, la tos crónica, como tónico diurético y para disminuir los cólicos. Hoy en día los indígenas mixtecos en Oaxaca siguen consumiendo los tubérculos frescos de dalias silvestres para obtener carbohidratos y agua.

En la Ciudad de México la Dalia puede encontrarse en Xochimilco en forma silvestre y también puedes adquirirla con los productores de la zona. Si quieres recorrer más kilómetros, puedes visitar el Jardín Botánico “Francisco Javier Clavijero” al sur de Xalapa, Veracruz, donde podrás admirar su colección y sobre todo aprenderás a cultivarla en casa y presumir su belleza y tradición mexicana.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

El ajolote y la riqueza de nuestro México

El ajolote y la riqueza de nuestro México

El ajolote se ha convertido en una especie emblemática de México, en especial del lago de Xochimilco en la Ciudad de México, gracias a sus peculiaridades biológicas, sin embargo, esas peculiaridades también la han llevado a convertirse en una especie en peligro de extinción.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, CONABIO, este pequeño anfibio es una de las nueve variedades de ajolotes endémicos en Peligro Crítico de Extinción, de acuerdo a la clasificación internacional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN.

Cuando una especie entra en esta categoría significa que su población disminuyó hasta un 90% en 10 años pero con posibilidades de recuperación su se atienden las situaciones que amenazan su sobrevivencia. Lamentablemente 9 variedades mexicanas de ajolote se encuentran a una categoría de ser declaradas extintas de la vida silvestre.

A pesar de los esfuerzos por recuperar las poblaciones de ajolote, su población sigue disminuyendo debido a la destrucción o invasión de su hábitat por asentamientos humanos, contaminación, turismo no responsable, así como a la introducción de especies exóticas que compiten con los ajolotes por comida o bien, los devoran. Incluso, hasta hace algunos años, el ajolote fue sobreexplotado para fines de consumo humano o medicinales.

Algunas cualidades que la han convertido en una especie de interés internacional es su capacidad de regeneración, ya que pude regenerarla mayor parte de su cuerpo, incluyendo pulmones, riñón e incluso el corazón.

Si bien la esperanza de vida de los ajolotes es de hasta 12 años, cuando son criados en cautiverio cono buenos cuidados y alimentación, su tiempo de vida se logra extender hasta los 15 años. Sin embargo, como todo ser vivo, los ajolotes necesitan vivir libres en su hábitat natural.

Por ello es importante que cuando visites el lago de Xochimilco en la CDMX, o cualquier otro espacio donde se encuentren ajolotes en vida silvestre, no realices prácticas turísticas que los pongan en riesgo, como el uso de lanchas motorizadas. Tampoco consumas productos derivados de esta especie, que son obtenidos de manera ilegal.

Disfruta de tu visita participando en actividades de turismo responsable y de protección a las especies de flora y fauna locales del sitio que visitas.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Temporada de aves migratorias en México

Temporada de aves migratorias en México

La época invernal es una de las mejores temporadas en México para dedicarse a la observación de aves, gracias a la llegada de más de 202 especies de aves migratorias que viajan desde el norte del continente hacia el sur y el centro de América para reproducirse y buscar alimento.

México, el mayor albergue de aves en América Latina, de acuerdo con lo escrito por Humberto Berlanga en su ensayo Las aves migratorias a prueba de muros, es la cuna de más de 1,060 especies diferentes de aves de las cuales el 30% de ellas son estacionarias.

El chipe mejilla dorada de Estados Unidos, el colibrí garganta de rubí proveniente de Canadá y un sinfín de especies de gansos, patos, fulmares, pájaros carpinteros, gorriones, zambullidores, búhos, garzas, colimbos, palomas; son sólo algunas de las especies de plumíferos que migran al país durante esta temporada.

Sin embargo, la tala clandestina de árboles, el uso de suelo para ampliar la construcción de ciudades, así como la deforestación de bosques y selvas, tienen como principal consecuencia que la cantidad de paraderos destinados para estas aves migratorias se vea perturbado y con él sus ciclos de reproducción y alimentación.

Del total de las 138 millones de hectáreas de vegetación forestal que conforman nuestro país, sólo el 47% está cubierto de selvas, bosques u otros ecosistemas en los que la presencia de árboles es predominante y el 53% restante por matorrales y otros tipos de vegetación forestal.

Preservar estos bosques es una tarea primordial para mantener la llegada de aves migratorias. Apoyar propuestas de ecoturismo, como el Tour de Observación de Aves en Cancún y muchos otros, es una buena opción para ayudar a la preservación de este espectacular fenómeno natural.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

INICIA LA TEMPORADA DE COSECHA DE PINOS NAVIDEÑOS

INICIA LA TEMPORADA DE COSECHA DE PINOS NAVIDEÑOS

La Ciudad de México cuenta con 45 productores de árboles de Navidad distribuidos en las Delegaciones Tlalpan, Magdalena Contreras y Milpa Alta, quienes comercializan diversas especies de pino como el pino blanco o pino vikingo (Pinus ayacahuite) y oyamel (Abies religiosa). Para esta temporada se cuenta con alrededor de 175 mil pinos listos para ser cosechados.

Año tras año se compran árboles de Navidad naturales para casas, oficinas, escuelas y plazas en la Ciudad de México; sin embargo, no todos son de producción nacional. El Gerente Estatal de la CONAFOR, Gustavo López Mendoza reveló, durante la ceremonia, que a nivel nacional se consume 1,800,000 árboles, de los cuales el 60% son extranjeros y el resto mexicanos. En México, los árboles de Navidad se producen en 19 Estados, en un aproximado de 42 mil hectáreas y más del 50% de esta producción es apoyada por los programas de preservación de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) desde hace 15 años, mientras que el resto se sustentan de forma particular.

La cosecha de árboles de navidad proveen servicios ambientales para la captura de bióxido de carbono, mejoran la filtración de agua en el subsuelo, incrementan la fertilidad de la tierra y promueven la reconversión de espacios agrícolas degradados a regiones forestales.

Como parte del compromiso de Earthgonomic México A.C. por la restauración de los espacios naturales de nuestro país, asumió el compromiso de apoyar a los productores participantes a través de la promoción para la venta de pinos de producción local sustentable bajo esquemas de comercio justo.

Las estrategias desarrolladas por la organización para el acercamiento de la población y empresas en general interesadas en adquirir pinos nativos, está alineada a los principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible especialmente los objetivos 12 sobre Producción y Consumo Responsable, así como el objetivo 15 referente a la Vida de Ecosistemas Terrestres.

Tu decisión es muy importante, ya que tu elección por productor de origen 100% nacional ayuda a fortalecer a México, nuestras tierras, a los productores rurales y nuestra riqueza natural. Hoy y siempre debemos estar unidos y apoyarnos para afrontar los retos al exterior e interior de nuestro país. Elige cosechar un pino mexicano; elige cosechar en mejor futuro para todos.

 COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Riqueza en los rincones de México

Riqueza en los rincones de México

México es una región sumamente afortunada en la que coexisten diversas condiciones climática y geográficas que permiten la convivencia de un gran abanico de especies de flora y fauna, motivo por el cual somos reconocidos como un país megadiverso.

Si bien es cierto que somos un país megadiverso, con miles de especies y ecosistemas grandiosos, “administramos” este recurso como su fuera infinito e inmortal, por lo que olvidamos que cada una de nuestras acciones genera un impacto ambiental, que sin importan si son a pequeña o a gran escala, tienen como consecuencia la desaparición o merma de nuestra riqueza natural.

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas. Éstas son las que viven y se distribuyen un territorio restringido, ya sea que habite solamente en México, en alguno de sus Estados, una montaña o lago, río o manantial.

De acuerdo a datos de la CONABIO, en México el 45% de las especies de reptiles y anfibios son endémicos, por ejemplo el ajolote de Xochimilco. En el caso de las aves, se estima que hasta un 11% de las especies son endémicas en nuestro territorio. Te sorprenderá saber que también se estima que 18 de especies de corales son endémicas, 40 de libélulas, 476 insectos, 323 abejas y hasta 9,239 especies de magnolias y margaritas.

Desafortunadamente, no todas las especies endémicas han corrido con la buena suerte de ser protegidas con mucha cautela. La vaquita marina, por ejemplo, es una especie endémica que en 1996 fue declarada como especies Críticamente Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Esto es ejemplo de las consecuencias que han tenido que sufrir algunas de las especies más emblemáticas de nuestro país, que al igual que nosotros son mexicanos. Por ello, te invitamos a proteger a nuestros compatriotas, guerreros nacionales y emblemas de nuestro país: las especies nativas de México.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

 

 

Un recorrido por la riqueza de México

Un recorrido por la riqueza de México

México es una región sumamente afortunada en la que coexisten diversas condiciones climática y geográficas que permiten la convivencia de un gran abanico de especies de flora y fauna, motivo por el cual somos reconocidos como un país megadiverso.

Lamentablemente, más allá de sentirnos orgullosos por la gran riqueza ambiental de nuestro hogar “despilfarramos estos recursos”. Cada vez que dejamos correr el agua de la llave sin ningún motivo, o dejamos las luces encendidas e incluso al comprar muebles de madera no certificada, contribuimos con el desgaste de nuestro tesoro natural.

Si bien es cierto que somos un país megadiverso, con miles de especies y ecosistemas grandiosos, “administramos” este recurso como su fuera infinito e inmortal, por lo que olvidamos que cada una de nuestras acciones genera un impacto ambiental, que sin importan si son a pequeña o a gran escala, tienen como consecuencia la desaparición o merma de nuestra riqueza natural.

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas. Éstas son las que viven y se distribuyen un territorio restringido, ya sea que habite solamente en México, en alguno de sus Estados, una montaña o lago, río o manantial.

Desafortunadamente, no todas las especies endémicas han corrido con la buena suerte de ser protegidas con mucha cautela. La vaquita marina, por ejemplo, es una especie endémica que en 1996 fue declarada como especies Críticamente Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Una situación igualmente lamentable sucedió con el carpintero imperial (Campephilus imperialis) el cual se consideraba el carpintero más grande del mundo y aunque no se conoce su fecha exacta de extinción se estima que ocurrió entre 1946 y 1965.

Estos son únicamente un par de ejemplos sobre las consecuencias que han tenido que sufrir algunas de las especies más emblemáticas de nuestro país, que al igual que nosotros son mexicanos. Por ello, te invitamos a proteger a nuestros compatriotas, guerreros nacionales y emblemas de nuestro país: las especies nativas de México.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic