Chiapas, una belleza natural

Chiapas, una belleza natural

Tierra de abundancia, posee todos los ecosistemas presentes en México, salvo los desiertos con dunas, las cumbres nevadas y páramos de alta montaña. Chiapas es un mosaico invaluable económico, ecológico y cultural. Se conforma por siete regiones fisiográficas que van desde los bosques de niebla hasta las selvas tropicales.

Distinguida por su riqueza natural, posee junto con Oaxaca el mayor número de especies de flora y fauna del país. Sin embargo, esta riqueza se ve eclipsada por la extrema pobreza en la que vive gran parte de su población. Lamentablemente, muchas de la problemáticas a las que se enfrentan los chiapanecos están relacionadas con la extinción de especies, deforestación y ganadería extensiva, haciendo evidente la estrecha relación entre el mal uso de los recursos y las carencias de la población.

Afortunadamente, regiones que han existido por más de 200 millones de años permanecen húmedas gracias a la densidad de la niebla que las envuelve, donde grandes árboles vestidos de orquídeas y frondosas bromelias resaltan junto con los helechos arborescentes. Pero la riqueza de Chiapas no sólo son selvas. Los manglares de sus costas, de hasta 30 metros de altura, están catalogados entre los más altos en el Mundo, los cuales protegen a las costas de las grandes olas del pacífico.

Chiapas es el hogar de curiosas especies, algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción, como lo es el pavón, el pavo ocelado y el colorido quetzal, considerado un dios entre los mayas y cuyo plumaje era de gran valía para los aztecas. Alberga también serpientes cantil, coralillo, cascael y boas, así como al curioso escorpión heloderma que es el único lagarto venenoso del país; el mono araña, el jaguar y el puma; los venados de campo o cala blanca y cientos de colibríes, loros, pericos y guacamayas. Más del 66% de las especies de aves en México viven en Chiapas y cerca del 40% de los mamíferos conocidos en nuestro país.

La Selva Lacandona                                                                                                                             

Emblema natural de Chiapas que, contrario al imaginario social, no sólo es una selva sino una amplia gama de decenas de selvas diferentes, las cuales tienen composiciones y estructuras diferentes y que aun así conviven y se desarrollan un mismo paisaje.

Se estima que su riqueza natural no inventariada podría incluso superar las 40,000 especies de flora y fauna, convirtiéndola en una de las regiones naturales más ricas de todo el Planeta. Además de esto, parte de sus servicios ambientales como sistema hidráulico en uno de los más importantes, ya que las aguas de los ríos que atraviesa transportan nutrientes a las pesquerías que se localizan en el Golfo de México y que son esenciales para la sobrevivencia de otros ecosistemas.

Sin duda la complejidad de la mezcla de ecosistemas y la alta diversidad biológica se ha convertido en un importante factor de complejidad para el desarrollo de estrategias de conservación y aprovechamiento racional que sean verdaderamente sustentables. Por ello es importante apostar a los resultados y beneficios de fortalecer las estrategias de educación ambiental y la difusión de información para la sensibilización y concientización de las personas, así como el apoyo al desarrollo de empresas comunitarias y tecnologías alternativas que favorezcan el la sobrevivencia saludable de la región.

Huitepec                                                                                                                                                        

En las alturas de las montañas de Chiapas se resguardan los bosques de niebla. Rodeados de nubes la mayor parte del año, estos bosques también conocidos como bosques mesófilos de montaña se localizan en altitudes de entre 1,900 a 2,900 msnm y son considerados uno de los ecosistemas más amenazados en el país.

En el Estado de Chiapas estos bosques predominan el paisaje en los picos más altos, como son el Tzonteuhitz (2,876msnm) y el Huitepec o Mukavitz (2,760msnm), que puede ser visto desde el valle de San Cristobal de las Casas.

Debido a su importancia ecológica, en 1986 Pronatura adquirió 135 has de bosque en la ladera del cerro para establecer la Reserva Ecológica de Huitepec. En ella habitan anfibios, reptiles y especies vegetales con poca capacidad de dispersión. Además, esta reserva cuenta con más de 400 especies de plantas con hábitats restringidos, como es el árbol de las manitas o Chiranthodendron pentadactylon.

Turismo                                                                                                                                                                                                                                              

Ubicado en el sur del país, Chiapas, tiene una gran belleza gracias a sus montañas, la selva y los ríos Usumacinta y Grijalva. La flora ya fauna de este lugar son tan diversas que en la antigüedad lo convirtieron en un sitio propicio para la  cultura maya y su desarrollo.

En la actualidad es posible encontrar en el Estado diferentes zonas arqueológicas de gran importancia como: Palenque, sitio archeológico de mayor reconocimiento; Bonampak, ubicado en el corazón de la Selva Lacandona y hogar de los murales mejor conservados y Yaxchilán, ciudad resguardada en lo profundo de la selva, cuyo recorrido para llegar a ella requiere surcar las aguas del río más caudaloso y largo de Ámerica Central: el Usumacinta. Al llegar a este sitio histórico se puede apreciar que su construcción fue pensada aprovechando las caracterísitcas del terreno, demostrando que nuestras culturas prehispánocas tenían una cultura en equilibrio con la naturaleza.

La naturaleza provee a Chiapas de impresionantes lagunas y caudales los cuales dependen de la conservación y cuidado que como sociedad les brindemos. Estas maravillas naturales necesitan mantener su equilibrio y sus que sus principales actividades económicas, como es el turismo,  respondan a las necesidades de prácticas sustentables. El Cañón del Sumidero, Cañón Río La Venta, Laguna Miramar (selva virgen), Sima de la Cotorras hogar de cientos de parvadas, pinturas rupestres y flora endémica de las grutas y Metzabok, área natural de protección de flora y fauna, son ecositemas delicados que requieren preservar su estado natural; afortunadamente la población local ha logrado ser responsable en el mantenimiento y cuidado de estas áreas.

Chiapas es un Estado lleno de vida. Sus ecosistemas enriquecen al país y brindan una oportunidad turísitica de gran importancia, asegurar su conservación es trabajo de todos.

Recuerda que para encontrar lo mejor para tu viaja a Chiapas, está Viajacompara.com, el primer metabuscador mexicano que te ofrece las mejores tarifas en autos, vuelos y hoteles de México y el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>