Los secretos del arte de elaborar chicle

Los secretos del arte de elaborar chicle

El chicle o goma de mascar es una golosina que goza de gran popularidad a nivel internacional y es una herencia de la cultura prehispánica. Para obtener la materia prima necesaria y crear este dulce, se recurre al árbol de chicozapote, un árbol de gran tamaño que crece en las selvas húmedas y provee el fruto del zapote, un delicioso alimento que de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), es el favorito de los monos aulladores.

La CONABIO afirma que la palabra chicle proviene del náhuatl tzictli, que se refiere a la sabia o resina que brota del chicozapote. Por su parte, la organización civil Scielo, asegura que la cultura maya fue la encargada de aplicar técnicas de extracción y preparación para disfrutar de este recurso natural en la época antigua, inclusive utilizaban esta sabia en ceremonias religiosas, para limpiarse los dientes y para calmar la sed.

La goma de mascar como la conocemos hoy en día, nació con el viaje de Thomas Adams a México, en el cual conoció al entonces presidente Antonio López de Santa Anna quien poseía el hábito de mezclar la resina del chicle. De acuerdo a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), el norteamericano visualizó un excelente negocio y adquirió 2,300 kilogramos de este látex.

Actualmente, los Estados de Quintana Roo y Campeche son los mayores productores de chicle en el país. Las comunidades de ambas regiones han trabajado en los últimos años en impulsar la elaboración de esta golosina con técnicas artesanales y orgánicas para ofrecer un producto natural y de calidad.

En Quintana Roo, algunas de las comunidades que se especializan en la preparación del chicle son Cozumel, Chetumal, Noh-Bec y Felipe Carrillo Puerto, esta última zona también es muy rica en biodiversidad, ya que aquí habitan mamíferos como tucanes, hocofaisanes, venados cola blanca, jaguares e iguanas rayadas. Así mismo, Campeche cuenta con la Reserva de la Biosfera de Calakmul, un espacio donde se están incorporando técnicas sustentables para la extracción del chicle.

El árbol del chicozapote es un ejemplo de la riqueza natural que puede albergar una especie forestal, además de ser una fuente de ingresos para familias mexicanas y por supuesto, un ícono de cultura, historia y tradición.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>