Tiburón Ballena en Holbox

Tiburón Ballena en Holbox

Actualmente existe mucha curiosidad para ir a conocer, observar o incluso hasta nadar con el Tiburón ballena. La idea de un viaje al Caribe, California, Honduras o Australia donde podamos convivir con este gigante que come plancton es muy atractiva, pero, ¿cómo podemos proteger a este gran animal practicando un turismo responsable?

El tiburón ballena (Rhincodon) es el gigante dócil de nuestros océanos. Es el pez más grande del planeta y llega a medir hasta 18 metros de largo según el biólogo investigador Kukuyev. La especie se encuentra amenazada según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2001 y también según la Institución Internacional conocida como IUCN Red List.

El tiburón ballena ha sido visto en más de 120 países. Se encuentra casi en todos los océanos templados tropicales excepto el Mediterráneo. Según investigaciones satelitales y rastreos electrónicos de IUCN, hoy día se reconoce que el Tiburón Ballena es una especie que realiza migraciones muy extensas. Por nombrar solo dos de ellas, se sabe que recorre del noreste de Australia hacia el continente asiático una distancia de 2000 kilómetros. Y durante 37 meses desde la Península de California en México recorre 13,000 kilómetros hasta Tonga, en Oceanía.

El tiburón, también conocido como Domino, es muy gentil y cuando los nadadores o buzos se acercan a él no se asusta ni se aleja. Recuerdo una vez en la Paz, Baja California, cuando visualizamos lejos uno de ellos. Nos acercamos lentamente con la lancha a una distancia ética y nuestro capitán recomendó nadar con el inmenso pez. Muy emocionada con mis aletas nadé junto a el y en pocos segundos desapareció agitando su inmensa aleta con un ritmo tranquilo y pacífico. Su presencia me regaló un gran silencio y asombro.

¿Como podemos proteger a este gran animal? ¿Qué está en nuestras manos como turistas?

Afortunadamente, existen muchas organizaciones a nivel mundial y otras en México dedicadas a la investigación y conservación de este animal del que aun se sabe poco gracias a sus apariciones esporádicas. Muy cerca de Holbox, al norte de Cabo Catoche, se han llegado a observar al mismo tiempo hasta 1,400 tiburones ballena. Tan solo imaginar esta reunión de gigantes es admirable y mágico. Este fenómeno se ha repetido ya en numerosas ocasiones durante el verano y los operadores turísticos locales organizan viajes para observarlos.

Con el paso del tiempo, los pescadores y operadores reconocieron el peligro que sufríaan los Dominos al ser golpeados inconscientemente por una lancha o una embarcación grande. Por esta razón, en el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, en Holbox, se lleva a cabo el proyecto sustentable conocido como: “Dominó, Proyecto del Tiburón Ballena del Atlántico Mexicano”,  en el que operadores turísticos, investigadores y turistas participan en el estudio y protección de esta especie en peligro.

¿Quieres visitar Holbox y el Área Protegida Yum Balam para ir a conocer a nuestro gigante del océano, estudiarlo, admirarlo y protegerlo?

Más información en:

www.domino.conanp.gob.mx

http://www.iucnredlist.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>